Seleccionar página
Pro-orantibus

Pro-orantibus

Hoy la Iglesia Católica celebra el Domingo de la Santísima Trinidad y celebran también lo que han denominado Jornada Pro Orantibus con el lema este año :

«Con Maria en el Corazón de la Iglesia»

A veces pienso que el Espíritu Santo me guia, pero de manera espectacular, llevo un tiempo pensando en este blog y por unas cosas y otras no termina de arrancar.

Hoy tras un dia intenso en emociones y tras pasarme toda la mañana y tarde de jardinera… y como la edad no perdona, ¡bien cansada! me he dormido muy pronto…. A las 0.00 me he despertado y he pensado; Domingo de la Santísima Trinidad… Jornada Pro-Orantibus , hoy es el dia de inaugurar el blog.

Y aquí estoy a las 0.40 en este momento y encantadísima escribiendo este primer post.

Muchos ya, (desde que me destapé o sali del armario, en Facebook) sabeis que durante siete años de mi vida fui, como a mi me gusta decir, un proyecto de monja. «Monja de Clausura» Vocación en la Iglesia Católica, muy poco entendida desde dentro mismo de la Iglesia…no digamos nada desde cualquier otro lugar y con montones de tópicos, prejuicios, y tonterias propias de quién se cree que conoce lo que ni siquiera huele.

Habrá tiempo de contar , hoy solo quiero centrarme en el agradecimiento y el Corazón.

Agradecimiento a mis monjas, que me enseñaron mucho de lo que es la FE la ESPERANZA y el AMOR, cimiento sólido de todo en la vida , de todo… y para todos, incluso de los que no creen o piensan que no creen en Dios.

Y corazón, si… no sabia como titular el blog, y finalmente «desde el Corazón» que es el primero que me vino a la cabeza es el que se va a quedar, porque el corazón es el que da vida, quizá la cabeza le añada cordura, aunque sin vida, tampoco hay cordura, y no se empeñen señores y señoras de instituciones de la iglesia muy de dei o muy de dios con minúscula, en intentar anularlo para llegar bien limpitos al cielo, o a lo que quiera que crean que van a encontrar al otro lado, sin corazón o con corazones con siete cerrojos o con setenta mil , porque algunos necesitamos setenta mil para no mancharnos y aún asi no lo conseguimos , sin corazón o con un corazón aherrojado no hay vida, no hay amor, no hay nada, solo una pantomima que dicho sea de paso hace muy poca gracia.

Con Maria en el Corazón de la Iglesia... ¡que bonito!, ¿alguno se imagina un corazón de la Iglesia con siete cerrojos? a mi me sigue alucinando que a dia de hoy haya uno solo que diga o que se crea aristócrata del amor y piense que se necesitan siete cerrojos en el corazón.

Termino este post inugural con el GRACIAS a mis monjas, por vuestra paciencia y desvelos, por enseñarme que es la libertad de espíritu, por enseñarme a ser feliz sin nada de nada excepto AMOR del bueno, por intentar quitarme el miedo a todo pero en especial al AMOR, por enseñarme a Dios, con mayúscula y por quererme tanto.

Y por cierto he estado leyendo cosas en diferentes webs sobre el dia de hoy y todos se afanan por buscar una definición a la vida contemplativa.. supongo que para justificarla … como si lo gratuito en un mundo como el que nos toca vivir fuera sospechoso, y requiriera justificación.

Yo os comparto la mia:

La vida contemplativa es el pararayos de la ira de Dios.

Gracias Hermanas , os quiero a morir.